• Ultra Levura
  • Ultra Levura
  • Ultra Levura 250
  • Ultra Levura
  • Ultra Levura
  • Ultra Levura 250

Guía para viajar solo de mochilero: recomendaciones y consejos para evitar imprevistos

Siempre que nos vamos de viaje, las probabilidades de que nos olvidemos de algo en casa son muy altas. Ya sea el cepillo del pelo, ese libro que queríamos acabar durante el viaje o incluso el pijama. Cualquier objeto necesario para nuestro viaje tiene altas probabilidades de quedarse en casa por accidente. 

Cuando vas a viajar de mochilero, estas probabilidades aumentan. Normalmente porque estamos tan emocionados viendo fotos y repasando los sitios a los que queremos ir, que se nos olvida anotar todo aquello importante que necesitaremos en nuestro viaje.  

Por ello, si vas a viajar de mochilero y quieres evitar que se te olvide algo que era fundamental para tu viaje, lo mejor es que hagas listas y organices tu viaje por temáticas: alojamientos, transporte, donde comer, equipaje, etc.

¡Venga, te ayudamos!

viajar de mochilero

Viajar de mochilero: lo que no puede faltar en tu equipaje

No se trata de atiborrar tu mochila con “por si acasos”: este jersey de lana por si hace frío, estos pantalones cortos por si hace calor. ¡Error! Antes de embarcarte en tu viaje tienes tiempo de sobra para revisar la climatología de tu destino y ajustar toda tu ropa al tiempo que vaya a hacer. 

Para preparar una mochila perfecta para viajar de mochilero lo principal que debemos hacer es llevar cosas imprescindibles a las que vayamos a dar mucho uso. ¡Toma nota!

10 imprescindibles que no puedes dejar atrás si vas a viajar de mochilero

  1. Una buena mochila, obviamente. Y si tiene una capacidad de unos 40 L mejor. La mochila debe tener buena calidad y contar con refuerzos en la espalda y en la cadera. Si además trae una tela impermeable para cubrirla, mejor que mejor. Al viajar de mochilero pasarás mucho tiempo al aire libre y nunca sabes cuándo puede empezar a llover. 
  2. Un calzado cómodo tipo zapatilla de senderismo o de deporte para poder recorrer largas distancias sin que los pies sufran y unas chanclas por si te tienes que duchar en un lavabo público.
  3. Ropa: intenta que sea siempre ropa cómoda. No te olvides de meter una sudadera o jersey de abrigo, sobre todo si vas a viajar en avión, ya que suelen abusar del aire acondicionado y puedes pasarte todo el viaje tiritando. En cuanto a ropa interior, se recomienda meter un par más que los días que vas a viajar, es decir, si vas a estar 5 días de viaje, mete 7 pares de calcetines y calzoncillos o bragas. 
  4. Jabón y champú en pastilla. En muchos controles de transporte no permiten meter líquidos, a no ser que factures, por lo que si llevas el gel y el champú en una pastilla sólida, no correrás el riesgo de quedarte sin tu kit de ducha. Hoy en día cada vez hay más marcas que hacen champú para el pelo y gel del cuerpo en este formato, por lo que no te será difícil encontrarlos. Además, ocupan menos que el bote de champú al que estamos acostumbrados, y ahorrar espacio es algo que se agradece cuando vas a viajar de mochilero. 
  5. Una toalla de microfibra: ocupa poco, podrás usarla tanto en la ducha como en la playa y seca más rápido que las que solemos tener en casa.
  6. Gafas de sol, gorra o gorro: no importa que viajes en los meses más calurosos o en los más fríos, procura llevar siempre unas gafas de sol, porque que haga frío no es sinónimo de que esté nublado, y que el hecho de no tener nada para protegerse del sol puede ser algo muy molesto en un viaje. Además de las gafas de sol, también podemos meter una gorra en los meses calurosos o un gorro de lana en los más fríos. ¡Nunca están de más!
  7. Crema de sol y antimosquitos: la primera para proteger nuestra piel durante el viaje de los rayos del sol y la segunda para protegerla de mosquitos y otros insectos.
  8. Un mini kit de cepillo de dientes, pasta y si quieres también hilo dental.
  9. Cargadores, baterías externas y todo lo que necesites para que los aparatos electrónicos que te lleves estén siempre operativos, ya sea tu móvil o una cámara de fotos.
  10. Un pequeño kit de supervivencia en el que incluyas elementos como tiritas, medicamentos, gasas, corta uñas, probióticos, etc.

El transporte


Una de las principales características de viajar de mochilero, es que caminas… ¡Mucho! Nuestros pies son nuestro principal medio de transporte en este tipo de viajes, ya que caminar es la mejor manera de descubrir los auténticos rincones de una ciudad o de un sitio. Perderse por callejuelas o caminos que no sabes ni a dónde van a dar es una de las partes más emocionantes de estos viajes.

También se hace mucho uso de transportes como el autobús y el tren, sobre todo para viajes largos que son por la noche. Así mientras viajas, descansas y se hace menos pesado. En resumen, cuando se viaja de mochilero lo que más se utiliza es el transporte público y menos otro tipo de transporte como los taxis, ubers, etc. Viajar de mochilero es una manera de visitar distintos países y zonas de una manera más económica, por lo que se suele estar en busca y captura de las mejores ofertas de billetes.

Dónde dormir cuando viajas de mochilero

donde dormir al viajar de mochilero

Como hemos dicho en el punto anterior, una manera muy económica y práctica para dormir cuando viajamos de mochilero es hacerlo en el medio de transporte aprovechando un viaje largo de noche. Así ahorraremos el gasto de una habitación o litera y el tiempo del viaje. ¡Dos en uno!

Acampar o dormir en albergues son las otras dos opciones más utilizadas al viajar de mochilero. Los campings y albergues tienen unos precios mucho más económicos que los hoteles y los hay quienes incluso se llevan su tienda de campaña y duermen en el bosque o en un prado. 

Tanto en campings que están equipados como en albergues, lo normal es dormir en una litera en una habitación que compartes con varias personas. Si algún día duermes en uno de estos sitios, te darás cuenta de que el 80% de la gente con la que compartes habitación también está viajando de mochilero y no planea quedarse más de un día en la misma localidad. 

Es por esto que es fundamental llevar lo imprescindible en tu mochila, ya que la estarás haciendo y deshaciendo diariamente y cuantas menos cosas lleves, más rápido la podrás tener lista para partir. 

Otra opción que se puso de moda los últimos años es hacer Couchsurfing, que consiste en poner en contacto a los mochileros con personas locales que le ceden su sofá o habitación de invitados a cambio de una buena experiencia.

Dónde comer


Sin duda, en la comida reside gran parte de la personalidad y cultura de un sitio. Al contrario de lo que muchos piensan, no es necesario comer y cenar de restaurante para poder disfrutar de la gastronomía de una ciudad.

viajar de mochilero y donde comer

En la mayoría de panaderías, pastelerías e incluso supermercados podrás encontrar platos típicos de la zona que estés visitando, tanto dulces como salados, a un precio económico y listos para llevar. 

Y si una noche te apetece ir a cenar y darte un capricho, siempre puedes probar alguno de los restaurantes más tradicionales de la zona, eso sí, ¡evita aquellos orientados al turismo! Suelen ser peores en cuanto a calidad y más caros.

¡Cuidado con lo que comes!


Tanto si viajamos de mochilero como si no, cuando viajamos a países tropicales, Asia, Sudamérica o África, corremos bastante riesgo de padecer algún desorden gastrointestinal como la famosa diarrea del viajero y que esto nos pueda fastidiar varios días del viaje. 

El principal motivo suele ser el hecho de beber agua no potable o correctamente depurada o incluso platos tradicionales de la zona que llevan ingredientes a los que nuestro estómago está poco acostumbrado y que pueden resultar muy fuertes. Podemos nombrar como ejemplo la comida picante de México. 

Por esto, lo mejor es beber siempre agua embotellada y si viajas a países en que las medidas higiénicas son menores, utilizarla incluso para acciones como lavarse los dientes. También debemos pedir las bebidas siempre sin hielo, puesto que el hielo suele estar hecho con agua corriente lo que puede traernos problemas digestivos.  

Ayúdate de probióticos para prevenir problemas de estómago


Una manera sencilla de proteger nuestro sistema digestivo de posibles desequilibrios cuando viajamos, es llevar con nosotros un buen probiótico. Los probióticos, en especial una levadura como Saccharomyces boulardii, nos ayudan a equilibrar nuestra flora intestinal y favorecen la regulación del tránsito intestinal, sobre todo si padecemos diarrea, por lo que llevarnos un probiótico a nuestro viaje puede salvarnos de más de un momento incómodo e incluso doloroso. Si viajamos a un país donde su comida tradicional es muy distinta a la nuestra, tomar un probiótico diario nos ayudará a que esas especias o condimentos que para nosotros son fuertes, puedan dañar nuestro estómago. 

Imprevistos más frecuentes de viajar de mochilero

  • Equipaje extraviado en el aeropuerto: si viajamos de mochilero a un país del extranjero y lo hacemos en avión, que nos pierdan el equipaje facturado es algo para lo que debemos estar preparados. Por eso, lo mejor es llevar un pequeño bolso de mano con todo aquello esencial como la documentación, el móvil, la cartera, cargador, etc.
  • Que perdamos nuestro transporte, ya sea el avión, el bus que nos llevará a la ciudad de al lado, un tren, etc.  Debemos planificar nuestros días de manera que si tenemos que coger un medio de transporte, podamos estar en el lugar 10-15 minutos antes. Hay que tener en cuenta que estamos en un lugar desconocido y que podemos perdernos o situarnos en el vagón erróneo, con lo que lo mejor es ir con tiempo de sobra.
  • Perder la documentación, ya sea porque nos la dejamos en el albergue donde dormimos, en una cafetería o se nos ha caído. ¡No debemos perder de vista nuestra documentación! Y siempre que podamos, debemos llevarla en bolsillos interiores o zonas de difícil acceso que no usemos con frecuencia y de la que no nos puedan robar.
  • Tener una emergencia médica. Si vamos a viajar fuera de nuestro país, pero dentro de Europa, debemos llevar la tarjeta sanitaria europea y toda la documentación necesaria para que nos puedan atender correctamente en un hospital. 
  • Que nos roben o perder dinero. Al igual que pasa con la documentación, perder o que nos roben dinero es de lo más habitual que puede acontecer durante un viaje. Para eso, lo mejor es no llevar todo el dinero que tengamos en efectivo en la misma cartera o bolsillo y procurar guardarlo también en zonas de difícil acceso que se puedan cerrar con cremalleras, ya que son un cierre más complicado de abrir sin que nos demos cuenta que un botón de clip.

Trucos para ahorrar dinero durante el viaje

Si eres de los que se cuelga la mochila varias veces al año en busca de nuevas aventuras, seguramente querrás que cada uno de tus viajes sea lo más económico posible. Si es así, conocer estos trucos te serán de gran utilidad para gastar lo mínimo posible.

ahorrar dinero al viajar de mochilero
  • Activa una alerta de ofertas de vuelos u otros medios de transporte en las fechas que te interesaría viajar para estar pendiente siempre de los mejores precios y poder adquirir tu billete a bajo coste.
  • Viaja en temporada baja: siempre que tu trabajo o estudios te lo permitan, evita épocas como el verano, Semana Santa o Navidad. ¡La diferencia de precio es más que considerable!
  • Activa una alerta de ofertas de vuelos u otros medios de transporte en las fechas que te interesaría viajar para estar pendiente siempre de los mejores precios y poder adquirir tu billete a bajo coste.
  • Ahorra en alojamiento: aprovecha el couchsurfing siempre que puedas para evitar pagar albergues u otro tipo de alojamiento.
  • Trabaja viajando: si se te da bien crear contenido tanto audiovisual como escrito, siempre puedes colaborar con restaurantes o alojamientos para que poder hacer un uso gratuito de sus instalaciones a cambio de contenido de calidad que puedan distribuir en sus redes sociales o página web.
  • Usa la bicicleta como transporte principal: en las grandes ciudades cada vez hay más empresas que te alquilan bicicletas por un precio muy asequible y que te ayudarán a moverte con rapidez por la ciudad a un coste mucho menor que si utilizas el metro o el autobús, por ejemplo. Además, te dará mayor libertad al no depender de los horarios de salida y llegada.
  • Consume como si fueras una persona local: evita las grandes cadenas y aquellos sitios orientados exclusivamente a turistas.
  • Haz tu propia comida o tira de supermercados: en los supermercados encontrarás de todo. Desde pan y embutido para hacerte un bocata a fruta y ensaladas listas para llevar y comer en cualquier lado. Y todo a un precio mucho más económico que cualquier restaurante. ¡Aprovéchalo!

Los 5 errores más comunes cuando viajamos de mochilero por primera vez


Viajar de mochilero es una de las mejores maneras de viajar y desde luego, la más económica. Esta manera de viajar parece fácil, pero tampoco es pan comido y siempre existen ciertos errores comunes de principiantes en los que podemos caer una y otra vez.

  1. Excedernos haciendo el equipaje, sobre todo si tenemos una mochila más grande de lo recomendado porque nuestro instinto será llenarla lo máximo posible y después será muy incómoda y pesada para llevar a la espalda durante horas. 
  2. No planificar ni reservar. Viajar de mochilero es una manera de conocer sitios con total libertad, cierto, pero eso no quita que tengamos que llevar un mínimo de planificación, sobre todo si pretendes dormir en albergues u hostales. Con todo, tampoco debemos pasarnos. Se recomienda reservar para las primeras noches, sobre todo si viajamos a una ciudad grande, pero no más allá, sobre todo si las siguientes noches son en otras localizaciones porque no sabes los imprevistos que te puedes encontrar y si llegarás a la hora reservada. Puedes arriesgarte a quedarte sin cama y a perder el dinero de la reserva.
  3. No conocer ninguna frase o palabra fundamental en el idioma autóctono que te pueda sacar de un apuro. También es un error no tener un conocimiento básico de las normas y geografía de la zona.
  4. Quedarse sin efectivo. ¡No debemos quedarnos nunca sin efectivo! Sobre todo si viajamos a un país del extranjero que utilice otro tipo de moneda. Nuestra tarjeta de crédito puede dar problemas en bancos extranjeros por lo que es fundamental que llevemos una cantidad importante de efectivo, eso sí, sin olvidarse de guardarlo por separado.
  5. No llevar baterías externas para el móvil o baterías adicionales para tu cámara. Hoy en día, gracias al roaming de las compañías telefónicas, si vas a viajar por países europeos puedes utilizar los datos de tu móvil como si estuvieras en España, lo cual es de gran ayuda para usar aplicaciones como maps o un traductor, que serán fundamentales en tu viaje.

Con esta pequeña guía para viajar de mochilero podrás organizar tu viaje teniendo presentes diversos aspectos importantes comentados, como el tema del transporte, la comida o el alojamiento. Recuerda hacer listas de los imprescindibles para tu viaje y los sitios que quieres visitar para sacarle el máximo partido a tu viaje. 

¡A disfrutar!

Summary
Author
Publisher Name
Ultra Levura
Publisher Logo
Aún no hay comentarios

Comments are closed