• Ultra Levura
  • Ultra Levura
  • Ultra Levura 250
  • Ultra Levura
  • Ultra Levura
  • Ultra Levura 250

Vaginosis bacteriana: qué es, síntomas y tratamiento

La vaginosis bacteriana es una dolencia que puede afectar de diversas formas. Para evitarlo, te contamos cómo se contrae y otros detalles esenciales para que la identifiques fácilmente.

¿Qué es la vaginosis bacteriana?

La vaginosis bacteriana es una inflamación de la vagina provocada por un crecimiento descontrolado de ciertas bacterias que rompen el equilibrio de las bacterias normalmente presentes en la vagina. 
Puede afectar a mujeres de todas las edades, pero es más habitual en aquellas que se encuentran en sus años fértiles (normalmente, entre los 15 y los 44). Su causa exacta se desconoce, pero hay factores que puede favorecer a este desequilibrio de las bacterias vaginales como mantener relaciones sexuales sin protección y llevar a cabo duchas vaginales con demasiada frecuencia.

Debemos aclararte que no se contrae por contacto (inodoros, piscinas, etc.) ni a través de la ropa de cama.

Síntomas de la vaginosis bacteriana

Uno de los mayores problemas de esta dolencia es que, en un gran número de ocasiones, no presenta síntomas. En caso contrario, notarás que tu flujo es más espeso y tiene un color grisáceo, blanquecino o verdoso. También percibirás un olor más intenso y molestias derivadas de la inflamación. Tras mantener relaciones sexuales, podrías notar picor y ardor al orinar.

Riesgos y complicaciones de la vaginosis bacteriana

Es imprescindible que compruebes si se repiten los síntomas y que acudas al médico inmediatamente en los siguientes casos:

  • Si tu flujo ha cambiado de color y olor.
  • Si tienes fiebre o febrícula.
  • Si has padecido infecciones vaginales anteriormente, pero el color del flujo es distinto.
  • Si has cambiado de pareja recientemente o mantienes relaciones con distintas personas. Recuerda que algunas ETS comparten síntomas con la vaginosis.
vaginosis bacteriana

Antes comentábamos que su causa es la rotura del equilibrio entre las bacterias. Debes prestar mayor atención y acudir al médico para evitar problemas, principalmente si estás embarazada. 

Además, hacer un buen seguimiento de la infección puede reducir el riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual u otro tipo de infecciones después. 
Como has comprobado, lo más recomendable es acudir al especialista lo antes posible para que revise la zona y lleve a cabo un diagnóstico adecuado. Solo así podrá determinarse la estrategia a seguir y cuál es la opción más eficaz para que puedas dejar atrás tan molesta alteración.

Tratamiento de la vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana a veces desaparece sin tratamiento. Si presentas síntomas el ginecólogo te preguntará cuál crees que ha podido ser la causa y tras realizar el examen te recomendará un tratamiento. En la mayoría de los casos el tratamiento para las infecciones bacterianas son los antibióticos. 

Es importante que tomes todos los medicamentos que se te receten, aun si tus síntomas desaparecen. 

 Probióticos y vaginosis bacteriana

Un estudio clínico analizó si los probióticos podrían ser eficaces para combatir la vaginosis. Recuerda que los probióticos son  microorganismos vivos que administrados en cantidades adecuadas pueden ejercer un beneficio a tu salud. 

Se comprobó que un tipo probiótico llamados lactobacilos producen ácido láctico, un compuesto químico que mantiene el pH vaginal por debajo de siete. Esta acidez impide que otros microorganismos crezcan y provoquen la vaginosis. Además, producen peróxido de oxígeno, proteínas y bactericidas, lo que frena que las bacterias causantes de la infección se adhieran a las células del urotelio (capa que protege las vías urinarias).

El resultado de la prueba confirmó que algunos probióticos podrían ejercer un efecto beneficioso cuando se administra conjuntamente con el tratamiento establecido para este tipo de infección, normalmente los antibióticos.  
Esperamos haberte ofrecido todas las claves necesarias para poder identificar la vaginosis bacteriana. No dudes en confiar en el especialista en cuanto notes los primeros síntomas. De tu rapidez podría depender que mantuvieras un óptimo estado de salud vaginal.

Para más información consultar las siguientes referencias

«Incidencia de vaginosis bacteriana y factores asociados, en pacientes con secreciones vaginales anormales», de Diana Serafín Álvarez, Sonia Azuero Negrón, Jorge Logroño Barrionuevo y Pablo Romero Ramón, se publicó en la revista electrónica FACSalud-UNEMI (volumen 4, número 7, 61-66). 

«Síndrome de flujo vaginal (vaginitis/vaginosis): Actualización diagnóstica y terapéutica» de Franklin Espitia De La Hoz. Publicado en la Revista Peruana de Investigación Materno Perinatal

CDC (Centro para el Control y Prevención de Enfermedades). (s. f.). Vaginosis bacteriana (VB) – Enfermedades de transmisión sexual (ETS). CDC. Recuperado 15 de septiembre de 2021, de https://www.cdc.gov/std/spanish/vb/stdfact-bacterial-vaginosis-s.htm 


Mur Pérez, A., Mateo Segura, Z., Ramírez Domínguez, N., & Vela Condón, P. (2017). Uso de probióticos en las vaginosis bacterianas. SEMERGEN – Medicina de Familia, 43(5), 394–398. https://doi.org/10.1016/j.semerg.2016.09.002 

Summary
Vaginosis bacteriana: qué es, síntomas y tratamiento
Article Name
Vaginosis bacteriana: qué es, síntomas y tratamiento
Description
La vaginosis bacteriana es una dolencia que puede afectar de diversas formas. Para evitarlo, te contamos cómo se contrae y otros detalles esenciales para que la identifiques fácilmente.
Author
Publisher Name
Ultra Levura
Publisher Logo
Aún no hay comentarios

Comments are closed