• Ultra Levura
  • Ultra Levura
  • Ultra Levura 250
  • Ultra Levura
  • Ultra Levura
  • Ultra Levura 250

La escala de Bristol: qué es y cuándo llega a ser diarrea

intestino y la diarrea

Las características de las heces nos dan pistas sobre cómo está nuestra salud intestinal y sobre el tiempo del tránsito intestinal. En muchas ocasiones, los médicos nos preguntan cómo es la forma y la consistencia de nuestras heces para tener la información de estos potentes indicadores y no siempre sabemos contestar, aunque hay formas de reconocerlo, como la escala de Bristol. ¿Qué es la escala de Bristol y cuándo llega a ser diarrea? Sigue leyendo: te contamos todo lo que necesitas saber.

Por qué es importante observar las deposiciones

Hay personas a las que les cuesta más observar meticulosamente sus propias deposiciones para analizar cómo son en cuanto a consistencia, forma, color, olor…, pero lo cierto es que es importante llevar a cabo este análisis. Tus heces dicen más de tu salud intestinal de lo que imaginas. Su consistencia y apariencia son un factor de especial importancia a la hora de determinar de dónde proceden las molestias gastrointestinales de un paciente.

Claro que, aunque te hayas decidido a llevar a cabo este análisis, no siempre es fácil definir adecuadamente la forma y la consistencia de las deposiciones, sobre todo, si no se conocen los diferentes tipos que hay, y lo que para uno puede parecer un estreñimiento o una diarrea severos, puede no ser realmente así a nivel clínico. Para llevar a cabo este análisis correctamente se han desarrollado escalas visuales descriptivas, como la escala de Bristol de Heaton y Lewis de 1997, que es una de las más usadas.

escala de bristol para medir nivel de diarrea

Qué es la escala de Bristol y para qué sirve

La escala de Bristol, cuyo nombre original es The Bristol Stool Form Scale, es una tabla visual y descriptiva, cuya eficacia ha sido demostrada clínicamente, que tiene como objetivo clasificar las heces de acuerdo con 7 tipos, yendo desde el estreñimiento hasta la diarrea. Gracias a la escala de Bristol los pacientes pueden definir sus deposiciones de acuerdo con un tipo de los 7 que ofrece la escala.

Cómo funciona la escala de Bristol

La escala de Bristol consiste en una tabla en la que se clasifican 7 tipos de heces. Esta consiste en una descripción de la forma y la consistencia de las heces acompañada de una representación gráfica en forma de diagrama. De esta forma, resulta sencillo para el paciente identificar qué tipo de materia fecal presenta, seleccionando la opción que más se parece a sus deposiciones en cuanto a forma y consistencia y definir si se encuentra en una situación normal o puede haber algún tipo de trastorno intestinal.

Cuál es el origen de la escala de Bristol

Desde siempre, nuestras deposiciones han sido indicadores de nuestro estado de salud y, durante mucho tiempo, las personas han sido conscientes de este fenómeno actuando en consecuencia. De hecho, sin ir más lejos, entre el siglo XVI y XVIII, los reyes de la corona británica contaban con una persona, un Groom of the Stool, para ayudarles a limpiarse y a controlar sus deposiciones, entre otras tareas, siendo esta una posición muy privilegiada.

Dos siglos después, en 1997, para ser más específicos, Lewis y Heaton desarrollaron y validaron la escala de Bristol en la Universidad de Bristol ante la necesidad de contar con una herramienta médica que permitiera la adecuada clasificación de las heces según la forma y la consistencia y les permitiera a los pacientes señalar en qué tipo encajan sus deposiciones según la similitud.

escala de bristol tipos de heces

Tipos de heces de acuerdo con la escala de Bristol

De acuerdo con la escala de Bristol, las deposiciones se clasifican en 7 tipos. A continuación, te explicamos en qué consiste cada tipo y qué pueden querer decir tus heces de tu salud intestinal.

Tipo 1: heces en bolas duras y separadas. Como frutos secos

Este tipo de heces indican estreñimiento y se caracterizan por ser secas, duras y salir separadas, como nueces. Conllevan dolor y dificultad a la hora de evacuarlas. Suelen presentar un contenido de agua muy bajo y su tamaño suele ser de entre 1 y 2 centímetros de diámetro. Además, también indican que llevan mucho tiempo en el intestino. En estos casos, no suele haber expulsión de gases debido a la ausencia de fermentación de fibras en el intestino.

En general, estas deposiciones pueden indicar un problema de bacterias y estas se presentan en gran cantidad en las heces. En caso de que las heces sean como indica este tipo, pero no haya muchas bacterias, estaríamos ante un caso de disbacteriosis aguda, o lo que es lo mismo, una microbiota intestinal que ha perdido su equilibrio. Pueden aparecer después de un tratamiento con antibióticos o por una dieta muy baja en fibra. En el proceso de evacuación de este tipo de heces, debido a la dureza y a la irritación que conllevan, pueden producirse hemorragias anorrectales.

¿Qué hacer para solucionarlo? Una de las posibles medidas es aumentar el consumo de fibras, ya sea en forma de alimentos integrales, como a través de verduras y frutas. En estos casos, también pueden ser beneficiosa la ingesta de probióticos.

Tipo 2: heces con forma alargada como una salchicha pero con relieves como formada por bolas unidas

Estas deposiciones suelen asociarse al estreñimiento crónico y se reconocen porque forman una especie de conjunto a base de las bolas del tipo anterior. Están compuestas por algunas bacterias y alguna poca fibra. Al igual que las del tipo 1, las deposiciones del tipo 2 también llevan mucho tiempo en el tracto intestinal. La evacuación de este tipo de heces es dolorosa, pues su tamaño iguala o supera la apertura máxima del canal anal, por lo que también suele conllevar lesiones, como fisuras, hemorroides, laceraciones, prolapso rectal o diverticulosis.

Por otra parte, también pueden causar síndrome de intestino irritable o colon irritable, pues las paredes intestinales de las personas que tienen este tipo de heces están constantemente sometidas a presión. En los casos graves, podrían hasta llegar a provocar una obstrucción intestinal debido a la gran cantidad de materia fecal que almacena el intestino. 

¿Cómo solucionarlo? Si observas que tus deposiciones son similares a las de este tipo, debes acudir al médico para ponerle remedio y trabajar en la prevención de este tipo de episodios e intentar evitar los suplementos de fibra, pues podrían agravar aún más la situación. En estos casos, también suelen recetar probióticos, una dieta equilibrada y otros medicamentos diseñados para estimular el tránsito intestinal.

Tipo 3: heces con forma alargada como una salchicha, con grietas en la superficie

Este tipo de deposiciones indican estreñimiento latente contiene más agua que las del tipo anterior y, aunque compartan características con las del tipo 2, indican que el tránsito intestinal es más rápido que en el caso de las anteriores, con un tiempo de entre una y dos semanas. El paciente refiere menos flatulencias y pueden indicar que la persona tenga colon irritable.

En este caso, las evacuaciones son más frecuentes, pero la fuerza que se debe ejercer para evacuarlas aún es considerable y su diámetro oscila entre los 2 y los 3,5 cm, por lo que también pueden conllevar consecuencias negativas, como fisuras, laceraciones, hemorroides y prolapso rectal.

Tipo 4: heces con forma alargada como una salchicha, lisa y blanda

Las personas que llevan una dieta equilibrada y una buena hidratación y que, además, evacúan una vez al día suelen presentar este tipo de heces. Su diámetro es menor que en el caso anterior, oscilando entre 1 y 2 cm y presentan una forma alargada. Estas características pueden ser diferentes según la ingesta de fibra y el tiempo del tránsito intestinal. 

probioticos para diarrea aguda

Tipo 5: heces blandas y a trozos separadas o con bordes definidos

De todos los tipos que se definen en la escala de Bristol, este sería el óptimo. Las deposiciones de este tipo son las ideales y las que presentan las personas que evacúan entre dos y tres veces al día, sintiendo la necesidad de evacuar tras las comidas principales. Su consistencia es pastosa y presentan un diámetro de entre 1 y 1,5 cm.

Tipo 6: heces blandas y a trozos separadas o con bordes pegados como mermelada o puré

En este tipo ya empezamos a hablar de heces diarreicas. Este tipo de deposiciones suelen implicar urgencia por evacuarlas e indican cierta hiperactividad en el colón, deshidratación repentina, consumo excesivo de potasio, incluso, un aumento de la presión arterial cuya causa principal puede ser el estrés, entre otras causas, como pueden ser las dietas con demasiadas especias, agua con demasiados minerales o el uso de laxantes.

Con este tipo de deposiciones, el papel higiénico suele quedar escaso y el bidet o la ducha pueden ser la mejor opción a la hora de limpiarse. 

Tipo 7: heces líquidas sin trozos sólidos

En este caso, las heces son diarrea. En este punto, la urgencia por evacuar es seria y las heces se presentan totalmente líquidas y pueden llegar a presentarse problemas de deshidratación, pues la diarrea implica pérdida de agua y sales minerales. Este tipo de deposiciones pueden deberse a algunas enfermedades, como una infección intestinal, una virosis o, incluso, intolerancia a la lactosa.

¿Cómo solucionarlo? En estos casos, es esencial buscar una solución al problema cuanto antes. El tratamiento será diferente en función de la gravedad de la diarrea. En algunos casos, pueden recomendar aumentar la ingesta de líquidos, llevar una dieta astringente y tomar probióticos. En casos más graves, en los que ya esté presente la deshidratación, puede necesitarse la administración de líquidos por vía venosa en el hospital.

Dieta con diarrea aguda en adultos

Cómo ablandar las heces

El estreñimiento afecta a un porcentaje elevado de la población y puede involucrar otros síntomas desagradables como incomodidad cuando vas al baño, distensión abdominal y dolor debido a que las heces están duras, secas y difíciles de expulsar, además de afectar a tu calidad de vida y a tu salud física y mental. 

Es por esto, que existen algunos remedios o recomendaciones que pueden ayudarte a aliviar el estreñimiento o bien a ablandar las heces:

  • Beber más agua: deshidratarse puede causar estreñimiento. Para evitarlo, es importante beber suficiente agua y permanecer hidratado. Cuando estés estreñido, podrías probar encontrar un alivio tomando un poco de agua carbonatada (efervescente) para que te ayude a hidratarte y hacer que tu intestino vuelva a moverse.
  • Comer más fibra, especialmente fibra soluble no fermentable.
  • Consumir una dieta baja en FODMAP (Oligosacáridos, Disacáridos, Monosacáridos y Polioles Fermentables). 
  • Intentar evitar los lácteos ya que el estreñimiento puede ser debido a ciertas intolerancias. 

De todas formas, siempre debes consultar con tu médico antes de llevar a cabo ningún tratamiento casero, ya que el dispondrá de la información al completo. 

fibra soluble

Cómo endurecer las heces

Existen ciertos alimentos que no contienen fibra y endurecen las heces, la fibra está presente en los vegetales y las grasas, presentes sobre todo en los alimentos de origen animal. 

Pero si quieres ampliar más la información, recomendamos que visites nuestra sección de ¿Qué comer en caso de diarrea en adultos? Donde encontrarás todos los alimentos recomendados y no recomendados en una dieta astringente. 

pescado blanco dieta diarrea adultos

Recuerda que la lista de alimentos no recomendables en una dieta para endurecer las heces, van pasando poco a poco a la lista de los que sí puedes tomar. Esa incorporación de alimentos a la dieta normal debe ser progresiva y lenta para no sobrecargar el cuerpo y tener un efecto contrario al buscado. 

Por último, también existen recomendaciones en los procesos de cocinado para conseguir técnicas culinarias que nos den la máxima seguridad y digestibilidad: 

  • Procesos de cocción suaves como hervido, al horno, a la plancha…
  • Procesos de cocción lentos y más largos de lo normal.
  • Servir las comidas a temperatura ambiente o tibias para evitar la movilidad gastrointestinal. 

Recuerda que ante cualquier signo de alarma o cambio en la cantidad y calidad de tus heces, debes consultar a tu médico antes de realizar cualquier tratamiento casero. 

Summary
La escala de Bristol: qué es y cuándo llega a ser diarrea
Article Name
La escala de Bristol: qué es y cuándo llega a ser diarrea
Description
Las características de las heces nos dan pistas sobre cómo está nuestra salud intestinal y sobre el tiempo del tránsito intestinal. En muchas ocasiones, los médicos nos preguntan cómo es la forma y la consistencia de nuestras heces para tener la información de estos potentes indicadores y no siempre sabemos contestar, aunque hay formas de reconocerlo, como la escala de Bristol. ¿Qué es la escala de Bristol y cuándo llega a ser diarrea? Sigue leyendo: te contamos todo lo que necesitas saber.
Author
Publisher Name
Ultra Levura
Publisher Logo
Aún no hay comentarios

Comments are closed