• Ultra Levura
  • Ultra Levura
  • Ultra Levura 250

Cómo afrontar la vuelta a la rutina y no sentir cansancio


Combatir el cansancio en la vuelta  a la rutina

Si por tu mente también pasa la idea de que las vacaciones no han sido suficientes viendo el cansancio que sientes con la vuelta a la rutina, lo que vamos a contar te interesa. Y es que son muchos los que se preguntan cómo subir las defensas tras las vacaciones y volver al trabajo con energía. ¿Es tu caso? Sigue leyendo y te contamos todo lo que necesitas saber.

Por qué sientes cansancio con la vuelta a la rutina

A pesar de que, a priori, pueda parecer que la culpa de tu cansancio extremo sea que las vacaciones han sido demasiado cortas, déjanos decirte que más bien puede tratarse del cambio de ritmo radical que estás viviendo. Seguro que durante las vacaciones has descansado y dormido a demanda e incluso aprovechado para acostarte y levantarte más tarde y ahora, de repente, toca la vuelta a la rutina anterior, con horarios específicos muy dispares de los que seguías en las vacaciones. Tu reloj biológico necesita volver a acostumbrarse a la rutina, algo que refleja en el cansancio físico y mental que sientes ahora mismo.

Consejos alimenticios para conseguir la energía que necesitas en la vuelta a la rutina

Alimentación para la vuelta a la rutina

La tentación del café o las bebidas energéticas pueden ser bastante recurrentes en estos períodos de cansancio. Si caes en ellas, corres el riesgo de verte en un círculo vicioso con el que consigues energía durante unos instantes a cambio de enfrentarte a las consecuencias negativas de este hábito, como el insomnio durante la noche, lo que hará que sientas un cansancio aún mayor. La alimentación puede ser tu gran aliada para conseguir la energía que necesitas para la vuelta a la rutina:

  • Desayuna sí o sí: el desayuno es la comida más importante del día y este puede ser tu gran aliado para conseguir la energía que necesitas durante todo la jornada. Intenta incluir alimentos y nutrientes que te aporten energía en tu desayuno, como proteínas (huevos, frutos secos, queso fresco…), fruta y cereales integrales (avena, pan de centeno…).

  • 5 comidas al día: igual que tu coche necesita combustible, tu cuerpo también y la comida es la mejor forma de dárselo. Intenta no pasar más de 4 horas al día sin comer nada. Así, además de las comidas principales, es recomendable ingerir algún alimento que te aporte energía a media mañana y a media tarde, como frutos secos, fruta o un yogurt. 

  • Opta por una cena ligera: comer demasiado antes de irte a dormir puede hacer que descanses peor. La clave es decantarte por una cena ligera con la que tu cuerpo no tenga que trabajar demasiado durante la noche y puedas descansar mejor. Cenar unas horas antes de irte a dormir también contribuye a ponérselo más fácil.

  • Añade alimentos que te ayuden a subir las defensas: hay determinados alimentos y nutrientes que potencian tus defensas, como son los que contienen vitamina C. Intenta añadir a tu dieta las verduras de hoja verde, los frutos silvestres, el kiwi, los pimientos, las espinacas, las zanahorias, el chocolate negro, las semillas de sésamo, el arroz integral, la avena, las nueces, la semilla de lino… 

  • Ayuda extra con probióticos: el equilibrio de la flora intestinal también es clave para tu sistema inmunitario. Si necesitas regularla, los probióticos son la mejor opción.

¿Y tú? ¿Qué otras pautas sigues para no sentir cansancio con la vuelta a la rutina?

Aún no hay comentarios

Comments are closed