• Ultra Levura
  • Ultra Levura
  • Ultra Levura 250

¿Cómo influye la microbiota intestinal en el cerebro?

La Microbiota intestinal influye en el cerebro
Descubre la importancia del eje microbiota-intestino-cerebro

A día de hoy, el papel de la microbiota intestinal en el funcionamiento del organismo es tan importante que muchos expertos la consideran ya un órgano adquirido, puesto que empieza a desarrollarse después del nacimiento. Te ayuda en la digestión de los alimentos, a producir determinadas vitaminas, a combatir los ataques de agentes externos causantes de infecciones o a fortalecer y desarrollar tu sistema inmune. Pero, ¿sabías que también puede influir en el cerebro y en tu sistema nervioso central?

A principios del siglo XX distintos científicos hablaron ya del eje intestino-cerebro y de las conexiones entre las neuronas presentes en ambos órganos. Su sistema nervioso está conectado de manera bidireccional, de tal forma que el cerebro envía información al intestino y el intestino envía mensajes al cerebro. Esta comunicación es posible, no solo por la vía nerviosa, sino por la sanguínea y explica las molestias digestivas, como el dolor de estómago o diarrea, ante un evento importante como un examen o ante un peligro, por ejemplo. Y también la sensación de saciedad que sientes cuando tomas mucha comida o determinada cantidad de un alimento, o el mal humor si algo te sienta mal.

a día de hoy se habla del eje microbiota-intestino-cerebro debido a la función de la microbiota para modular el sistema inmune, el sistema gastrointestinal y el sistema nervioso central

En los últimos años, además de estudiarse como propio el sistema nervioso del intestino, se ha profundizado mucho en la flora intestinal y su papel en el correcto funcionamiento del organismo. Es por eso, que a día de hoy se habla del eje microbiota-intestino-cerebro debido a la función de la microbiota para modular el sistema inmune, el sistema gastrointestinal y el sistema nervioso central. Muchos de los neurotransmisores responsables de transmitir información entre las neuronas del cerebro proceden de forma directa de los nutrientes que ingieres de los alimentos, que a su vez, son transformados por la microbiota en unas sustancias, llamadas neurometabolitos, que llegan a tu cerebro. Por ejemplo, la serotonina es un neurotransmisor que influye en tu estado de ánimo, el sueño o el placer, y procede de la proteína triptófano, presente en el huevo, la leche, cereales integrales, los plátanos, el pescado o el pollo, entre otros. De esta manera se explica por qué una alteración de la flora intestinal, puede alterar la producción de los neurometabolitos y, a su vez, la función mental.

En resumen, la microbiota juega un papel importante en el desarrollo cerebral desde la etapa prenatal que puede tener sus consecuencias en edades posteriores, como alteraciones en el desarrollo neuronal o enfermedades psiquiátricas. Por eso se ha estudiado ya cómo el estrés durante el embarazo puede afectar al desarrollo cerebral de los bebés. Además, se han descubierto vínculos entre la composición de la flora intestinal y enfermedades como la depresión o la ansiedad y, a su vez, se ha visto el papel del intestino en los nuevos enfoques del diagnóstico y tratamiento de trastornos relacionados con el cerebro. Un estudio reciente publicado en Psychosomatic Medicine realizado por la Universidad de California-Los Ángeles (UCLA) con mujeres demuestra la correlación de la microbiota intestinal y las respuestas emocionales y comportamentales. Los científicos han demostrado como las mujeres reaccionaban a los estímulos de forma diferente según sus bacterias intestinales.

Todos estos hallazgos auguran un papel muy destacado a los probióticos como reguladores de la microbiota intestinal en beneficio de los trastornos relacionados con el cerebro, como podría ser la depresión. Así se ha demostrado en una investigación realizada con pacientes con Síndrome de Intestino Irritable (SI) por la Universidad McMaster de Canadá y publicada en Gastroenterology. Los pacientes que tomaron el probiótico estudiado, como Ultra Levura, redujeron la depresión.

Aún no hay comentarios

Deja un comentario

Your email address will not be published.