• Ultra Levura
  • Ultra Levura
  • Ultra Levura 250

Cómo reforzar el sistema inmunitario infantil en otoño

como aumentar defensas niños

La vuelta al cole es un período de muchas emociones, tanto para los niños como para los padres. Los pequeños vuelven a reencontrarse con sus compañeros y a enfrentarse con los retos del aprendizaje. Los mayores se preocupan para que no les falte nada en este período y lo lleven con una actitud positiva, a poder ser, evitando enfermar por los cambios de estación. ¿Cómo aumentar las defensas de los niños y evitar los resfriados típicos del otoño? Sigue leyendo: te contamos todo lo que necesitas saber.

Aumenta las defensas de los niños con una dieta equilibrada

La alimentación es uno de los principales aspectos a cuidar a la hora de aumentar las defensas de los niños. Al igual que los mayores, los más pequeños necesitan una dieta equilibrada que les proporcione los nutrientes que su organismo necesita para funcionar de forma adecuada. Los antioxidantes, los minerales y las vitaminas, sobre todo la vitamina C, que es la que más les ayudará contra los resfriados, son fundamentales en su alimentación este otoño.

Ayúdales a cuidar su microbiota intestinal

La flora intestinal, además de actuar como principal barrera en el organismo y producir nutrientes esenciales para el correcto funcionamiento intestinal, también cumple con funciones clave en el sistema inmunitario y a la hora de combatir las bacterias patógenas que pueden constituir una amenaza en esta estación. De ahí que mantener su equilibrio sea un must a la hora de aumentar las defensas de los niños, algo para lo que los probióticos pueden ser de gran ayuda. 

mejorar el sistema inmunitario infantil

A dormir como bebés: la importancia del sueño

Un cuerpo cansado es más propenso a dejarse vencer por los gérmenes que acechan. Los pequeños necesitan dormir más horas que los adultos. De hecho, se recomienda que los niños duerman entre 10 y 12 horas de forma ininterrumpida cada día. Muchos padres manifiestan que sus hijos montan berrinches a la hora de irse a la cama y es difícil conseguir que descansen el tiempo que necesitan. En estos casos, las actividades relajantes e intentar seguir siempre el mismo horario para irse a la cama es primordial.

Jugar al aire libre: vitamina D para aumentar sus defensas

Aunque ciertos alimentos, como el salmón, puedan ayudarnos a conseguir las dosis de vitamina D necesarias, nadie mejor que el sol para cumplir con este cometido, pues la exposición directa al astro rey hace que nuestro cuerpo produzca vitamina D. De ahí la importancia de incitar a los niños a jugar en el exterior, donde puedan disfrutar de los rayos de sol y la naturaleza y, a la vez, de los múltiples beneficios que la vitamina D tiene para su salud, pues además de contribuir en la absorción del calcio, también influye en el sistema inmunitario, así como en el muscular y el nervioso.

A moverse mucho: el deporte y los niños

Los mayores sabemos bien que el deporte y la actividad física son relevantes para disfrutar de una buena salud. Los niños no son diferentes en este aspecto. Así, es conveniente que se mantengan activos, ya sea jugando o practicando algún tipo de deporte o actividad deportiva específica. Y es que el movimiento también repercute de forma positiva en las defensas de los niños, haciendo que sus pulmones se oxigenen y sea más difícil que se acatarren o resfríen.

Aún no hay comentarios

Comments are closed