• Ultra Levura
  • Ultra Levura
  • Ultra Levura 250

¿Qué características debe reunir un probiótico?

Características de un probiótico
En el blog de Ultra Levura te explicamos las características esenciales que debe tener un probiótico.

Diversas sociedades como la Organización Mundial de la Salud y la Sociedad Mundial de Gastroenterología definen que para que un microorganismo pueda ser catalogado como probiótico debe cumplir las siguientes características esenciales:

1. Seguridad

Deben ser productos libres de patógenos y tóxicos, además de carecer de efectos adversos. Por otro lado, es importante que no tengan capacidad de generar enfermedades. Aun así, hay que tener en cuenta que existen grupos de riesgo en los que puede resultar menos beneficioso el uso de probióticos, por lo que lo recomendable es que cada paciente sea evaluado de manera individual para estudiar las ventajas que puede tener ser tratado con un probiótico frente a los inconvenientes.

2. Estar vivos

Deben ser micoorganismos vivos resistentes a la destrucción tecnológica y que ya forman parte habitual de la microbiota intestinal.

3. Llegar vivos

Deben ser resistentes y tener la capacidad de adherirse y actuar en el tracto gastrointestinal. Una vez que alcanzan estos lugares deben seguir manteniendo su capacidad beneficiosa.

4. Estabilidad

Para garantizar su estabilidad serán imprescindibles unas adecuadas condiciones de temperatura y humedad y un control exhaustivo de los procesos de elaboración y conservación.

5. Cantidad adecuada

Deben contener la cantidad de microorganismos vivos viables que haya demostrado científicamente un beneficio para el hospedador.

6. Nomenclatura específica

Debe especificarse el género y la especie de cada cepa específica. Hay que tener en cuenta que el beneficio de un microorganismo puede ser diferente en función de la cepa a la que pertenezca.

7. Evidencia científica

Deben tener estudios de calidad, con metodología científica adecuada, que demuestren su eficacia en seres humanos. Además, hay que tener en cuenta que una cepa microbiana puede haber demostrado eficacia en una enfermedad concreta, pero no significa que sea válida para otras cepas de la misma familia o para otras enfermedades. Por otro lado, los que tengan evidencia científica en determinados grupos de población no tienen por qué tenerla en otros.

8. Almacenamiento:

Deben contener sustancias que no afecten a la viabilidad o supervivencia de la cepa y detallar las condiciones adecuadas de conservación.

9. Efecto beneficioso:

Cada cepa presenta un efecto beneficioso para la cual ha mostrado evidencia científica. Los beneficios de una cepa no pueden ser extrapolados a otras cepas. Para que ejerzan esos efectos beneficiosos es fundamental, además, que el producto establezca la ingesta adecuada necesaria para obtenerlos.

10. Etiquetado

Deben llevar una etiqueta en la que se especifiquen claramente estas características de forma clara y veraz. El etiquetado debe incluir el género, la especie y la cepa; el número viable mínimo de cada cepa probiótica al final de su período de conservación, declaración de propiedades saludables, condiciones adecuadas de almacenamiento y datos de contacto del fabricante para ofrecer información al consumidor.

Para tratar o prevenir alguna patología o síntoma con probióticos, es importante que tengas en cuenta las características mínimas que deben cumplir para asegurarte un beneficio optimo y una seguridad mínima.

Aún no hay comentarios

Deja un comentario

Your email address will not be published.