dieta astringente niños dieta astringente niños

¿Qué cocinar para una dieta para niños en caso de diarrea?

Si una cosa tienen los niños es que reflejan perfectamente su estado de salud. No saben si “deben” o no “deben comer”, solo sienten si pueden o no pueden comer. Así que la primera recomendación hacia los padres es observar muy bien las reacciones y el estado de su pequeño, introduciendo la alimentación a medida que sea posible cuando el niño empiece a sentirse mejor.

Cuando los niños tienen un proceso gastrointestinal seguramente pasarán por varias etapas en función de la evolución del proceso.

En el caso de los lactantes, se recomienda mantener la lactancia materna sin ninguna restricción durante todo el tiempo que dure la diarrea. Se ha demostrado que de este modo los pequeños recuperan peso antes y no hay mayor duración de la diarrea.

Dieta para niños con diarrea en fase aguda

En un primer momento pueden no tener nada de apetito pues su organismo está bloqueando sabiamente las funciones digestivas e intestinales para dar tiempo a recuperarse del estado infeccioso e inflamatorio agudo que está pasando. Durante este tiempo en el que el niño realmente se encuentra mal, no quiere comer, no tiene hambre y no le apetece nada, no debemos forzarle a comer, pero sí es muy importante mantener la hidratación, los niveles de glucosa en sangre y el equilibrio electrolítico. ¿Cómo? La mejor manera de rehidratar a los niños en caso de diarrea es mediante las fórmulas de rehidratación oral que podemos encontrar en la farmacia.

De todos modos, el aporte de líquidos, algo de glucosa y electrolitos mediante agua, agua con azúcar (especialmente importante si hay vómitos pues estos suelen estar provocados por la elevación de cuerpos cetónicos –acetona- en la sangre debido a la falta de glucosa en las reservas tanto sanguíneas como del hígado y músculos), o agua de arroz pueden ser alternativas válidas. Siempre hay que rehidratar en volúmenes pequeños pero muy frecuentes.

Dieta para niños con diarrea en fase de recuperación

Cuando el niño empieza a pedir alimentos es signo de recuperación, su organismo empieza a estar receptivo y con capacidad de aceptar y gestionar algo de comida, aunque en ocasiones el proceso diarreico todavía continúa. En este momento los padres se sienten aliviados y pueden empezar a darle a sus hijos una alimentación más variada, pero sin prisas, la vuelta a la dieta normal tiene que ser paulatina (ver sección de alimentos que sí se pueden comer y alimentos no recomendables).

Ejemplo de menú de dieta astringente para niños con diarrea

Este no es más que un ejemplo orientativo. Las cantidades a tomar dependerán de cada niño, de su edad, de su estado nutricional y de su apetito. Esta propuesta incorpora poca comida en cinco veces para asegurar una buena digestión y tolerabilidad.

Desayuno

Comida

Cena

Alimentos recomendados/no recomendados para niños con diarrea

Debido a las diferentes alteraciones que sufre el sistema digestivo durante la diarrea, los niños necesitan un cuidado dietético especial en el que se controlen los alimentos que pueden y no pueden consumir.

Alimentos que sí puedes tomar
Alimentos no recomendables
Yogur natural: actúan como probióticos aportando bacterias que refuerzan la flora bacteriana.
Leche entera y derivados lácteos grasos: evitar en todo momento dar al niño grasas poco digestivas como el queso y demás productos lácteos.
Pescado blanco: es preferible consumir este tipo de pescado frente al azul debido a que tienen menos porcentaje de materia grasa y son más digeribles.
Pescado azul: es una variedad de pescado muy indigesto y no se recomienda su consumo cuando el estómago está sensible o dañado.
Carnes magras: sin importar que sean de ave o mamífero mientras sean zonas con poca grasa.
Carnes grasas: evitar carnes de pato, cordero o partes del cerdo como el secreto.
Huevos: aunque sin abusar. La yema contiene una gran cantidad de lípidos que pueden resultar indigestos si se abusa de ellos, pero, por lo contrario, la clara contiene proteína fácil de digerir.
Embutidos: tienen un exceso de grasa que no ayuda en la recuperación de la diarrea, más bien al contrario.
Tubérculos: las patatas y zanahorias en forma de puré son de los mejores astringentes que encontraremos.
Frutas: tienen demasiada azúcar y fibra, lo que puede acentuar los episodios de diarrea.
Arroz: ayuda a aumentar la consistencia de las heces y aporta azúcares directos.
Legumbres: su alto contenido en fibra las hace poco recomendables para consumir cuando se sufre de diarrea.
Plátanos y manzanas: también son astringentes y en el caso de las manzanas, también aportan agua.
Infusiones, caldos vegetales y de pollo: ayudan a retener el agua en la absorción intestinal.

Ultra Levura como complemento en la dieta para niños con diarrea

Ultra Levura es un medicamento probiótico que contiene una levadura llamada Saccharomyces boulardii CNCM I-745 ®, la cual está recomendada para el tratamiento de la diarrea, ya que puede reducir hasta en un día este trastorno

Para los niños, se recomienda tomar Ultra Levura en la siguiente presentación:

ULTRA LEVURA 250 mg granulado para suspensión oral

Niños < 2 años: según la recomendación del médico

Niños > 2 años: 1 sobre de 250mg al día

Top