qué es un Probióticos Información sobre Probióticos

¿Qué es un probiótico?

Según se recoge en la guía publicada por la FAO y la OMS (Organización Mundial de la Salud) en 2002, los probióticos son “microorganismos vivos que, administrados en cantidades adecuadas, confieren un beneficio a la salud del que los toma”.

Para que un microorganismo pueda ser considerado un probiótico debe haber estado bien tipificado y estudiado, ya que ese es el modo de conocer cuáles son sus beneficios, las cantidades a las que hay que tomarlo, así como las situaciones o enfermedades en las que ha demostrado su utilidad.

curiosidades sobre Probióticos

¿Qué beneficios te aporta un probiótico?

Los probióticos actúan en nuestro ecosistema intestinal equilibrando la composición de la flora. La investigación con probióticos ha demostrado que estos tienen múltiples beneficios para la salud. Sin embargo, no todos los efectos descritos pueden ser atribuidos a todos los probióticos ya que los beneficios son específicos para cada uno de ellos.

A pesar de esta especificidad, existen estudios que demuestran beneficios generales comunes a varias cepas probióticas. Estos son algunos de los más destacados:

¿Qué es una cepa probiótica?

Los probióticos son microorganismos vivos y como tales, se denominan con la nomenclatura oficial microbiológica. Esta clasificación incluye la determinación de la especie, del género y por último de la cepa, que detalla algunos aspectos más concretos de sus características. Por ejemplo:

Nombre completo del probiótico: Escherichia coli Nissle 1917

Especie: coli

Género: Escherichia

Cepa: Nissle 1917

cepa

Un microorganismo, aunque comparta la especie y el género con otros, tiene unas características que pueden ser totalmente diferentes según la cepa a la cual pertenezca. Siguiendo el ejemplo anterior, la bacteria Escherichia coli Nissle 1917 es una de las primeras cepas probióticas que se descubrió y tiene efectos antidiarreicos. En cambio, una bacteria muy parecida a nivel de nomenclatura, de la misma especie y género pero con distinta cepa como Escherichia coli O157H:7, es un microorganismo que provoca diarreas cuando coloniza el intestino. Este ejemplo nos demuestra cómo existen diferencias abismales entre las 2 bacterias solo por tratarse de cepas distintas.

Por este motivo, debemos tomar probióticos que estén bien estudiados y etiquetados para asegurarnos el beneficio y la seguridad de los mismos.

¿Cómo escoger un probiótico?

Sociedades internacionales para el cuidado de la salud como la OMS o la Sociedad Mundial de Gastroenterología han definido que un microorganismo, para poder ser catalogado como probiótico debe cumplir una serie de características esenciales que tienen que permanecer inalteradas en los preparados:

1
Seguridad
No deben ser microorganismos con capacidad para generar enfermedades ni deben ser tóxicos. Deben estar libres de efectos adversos.
2
Estar vivos
Deben ser resistentes a la destrucción tecnológica.
3
Estabilidad
Deben permanecer estables durante la vida útil del producto, con variabilidad mínima entre los distintos lotes del producto.
4
Cantidad adecuada
Deben contener un número adecuado de microorganismos viables que conduzcan al efecto beneficioso demostrado científicamente.
5
Nomenclatura específica
Debe especificarse el género y la especie de cada cepa específica.
6
Evidencia científica
Deben tener estudios de calidad que demuestren su eficacia en seres humanos.
7
Almacenamiento
Deben contener sustancias de vehículo o relleno que no afecten a la viabilidad o supervivencia de la cepa.
8
Efecto beneficioso
Cada cepa presenta un efecto beneficioso para la cual ha mostrado evidencia cientifica. Los beneficios de una cepa no pueden ser extrapolados a otras cepas.
9
Etiquetado
Deben llevar una etiqueta en la que se especifiquen claramente estas características de forma clara y veraz.

¿Tienen contraindicaciones los probióticos?

Los probióticos son generalmente bien tolerados y se pueden administrar a niños.

A pesar de ello antes de la toma de un probiótico, como en otras ocasiones, es necesario contemplar la hipersensibilidad de cada persona a cualquiera de los componentes del producto.

¿En qué situaciones se recomienda la utilización de probióticos?

Los probióticos se utilizan sobre todo en la prevención y en el tratamiento de alteraciones del tracto gastrointestinal, tales como:

Top