• Ultra Levura
  • Ultra Levura
  • Ultra Levura 250

Los probióticos pueden prevenir la diarrea asociada a la toma de antibióticos

Los probióticos pueden prevenir la diarrea de antibióticosSe calcula que una cuarta parte de los pacientes que toman antibióticos presentarán diarrea como efecto secundario. Seguro que más de una vez has tomado antibióticos. Si en alguna ocasión has sufrido un trastorno de este tipo durante el tratamiento, debes saber que algunos probióticos se puede evitar si, de manera conjunta, utilizas probióticos, pues contribuyen a reducir de manera significativa estas complicaciones.

La Guía de la Organización Mundial de Gastroenterología sobre Probióticos y Prebióticos sugiere que existe una fuerte evidencia de que los probióticos con sustancias como Saccharomyces boulardii son eficaces, tanto en niños como adultos, para combatir la diarrea asociada a la toma de antibióticos. Así mismo, la Revisión Cochrane concluye que existe un efecto protector de los probióticos en los pacientes que reciben antibioterapia, existiendo cepas potencialmente beneficiosas. Su empleo es seguro para el paciente, sin que existan interacciones con otros medicamentos. Además, su administración es fácil y económica y recomiendan su utilización al principio del tratamiento.

La diarrea provocada por el consumo de antibióticos se debe a que causan un desequilibrio de la microbiota intestinal.

Los expertos subrayan que algunos de los beneficios del uso de probióticos en pacientes con tratamiento de antibióticos son: la disminución de las molestias asociadas, la evitación de una patología potencialmente grave en niños pequeños y ancianos, asegurar el cumplimiento completo del tratamiento antibiótico completo y necesario de los tratamientos, y la reducción de costes sociosanitarios, tanto para las familias como para la comunidad.

¿A qué se debe este efecto secundario?

La diarrea provocada por el consumo de antibióticos se debe a que causan un desequilibrio de la microbiota intestinal. La combinación de amoxicilina con ácido clavulánico, generalmente la más prescrita, es la que causa este trastorno con más frecuencia. Se utiliza para tratar infecciones bacterianas entre las que se incluyen las de oídos, pulmón, senos, piel y vías urinarias. Del mismo modo que se trata de un tratamiento capaz de combatir las infecciones bacterianas que nos enferman también destruyen a las bacterias beneficiosas de nuestra microbiota intestinal y esto se manifiesta a menudo como diarrea.

Los síntomas aparecen de forma más habitual entre 1 y 10 días después de terminar el tratamiento

Normalmente los procesos diarreicos suelen ser leves y autolimitados. Se pueden acompañar de dolor abdominal y malestar general, o incluso en el caso de los niños pequeños pueden conducirles a una pérdida de hidratación. Los síntomas aparecen de forma más habitual entre 1 y 10 días después de terminar el tratamiento, aunque a veces lo hacen durante el mismo. Hasta un 20% de los casos, sobre todo en ancianos y pacientes hospitalizados, puede agravarse y desembocar en una colitis pseudomembranosa producida por el Clostridium difficile. Lo sufren de manera más frecuente los niños pequeños, pacientes de avanzada edad, malnutridos, con otras enfermedades asociadas, polimedicados, con operaciones abdominales recientes e ingresados en hospitales y residencias geriátricas.

Diferentes estudios prueban que el uso de antibióticos es universal a pesar de las numerosas campañas realizadas a favor de un consumo responsable. Así, en España 840.000 personas toman una dosis de antibióticos en el medio extrahospitalario, cifra que en EEUU se eleva a 7,5 millones de personas. En la población infantil los datos también son llamativos, donde el consumo es tres veces mayor. Según un estudio multifuncional, el 72% de los niños en edad preescolar de Europa y Norteamérica han recibido al menos una vez tratamiento con antibióticos, y la media es de 2,2 tratamientos por niño y año.

Aún no hay comentarios

Deja un comentario

Your email address will not be published.