• Ultra Levura
  • Ultra Levura
  • Ultra Levura 250

El origen del mal aliento puede estar en la microbiota intestinal

Causas del mal alientoUna tercera parte de la población sufre mal aliento o halitosis, debido sobre todo a una falta de higiene, el acúmulo de placa o residuos en la superficie lingual o la periodontitis. Sin embargo, puede haber hasta 80 causas diferentes que, sin duda, pueden hacer que este trastorno suponga un gran impacto en la calidad de vida de las personas que lo sufren. Una de ellas puede ser el desequilibrio de la microbiota intestinal bucal, responsable de algunas de las enfermedades bucodentales más comunes.

La halitosis se debe principalmente a la liberación de sustancias putrefactas por parte de los micrororganismos que habitan en tu boca, por lo que su aparición dependerá de los alimentos y bebidas que tomes, así como del estado y composición de la microbiota, que puede verse alterada por la dieta o por otros agentes ambientales. Por otro lado, la halitosis puede relacionarse con otras enfermedades no vinculadas de forma directa con la cavidad oral, como las digestivas, como el reflujo gastroesofágico; otorrinolaringológicas; sistémicas o psicólogicas; así como por la toma de medicamentos.

La halitosis puede deberse al estado y composición de la microbiota.

Dado que el mal aliento es un motivo frecuente de consulta y su prevalencia aumenta con la edad, es importante conocer su origen para indicar el tratamiento más adecuado. En principio si tienes mal aliento y quieres ver cómo solucionarlo, prueba a realizar algunos hábitos alimenticios como evitar las comidas olorosas y muy condimentadas, el café o las grasas, no tomar alcohol ni fumar; beber mucha agua y, por su puesto, debes mantener una correcta higiene dental.

Si con estos consejos el trastorno no mejora, tendrás que recurrir a un especialista que escoja el mejor tratamiento a seguir. Sin embargo, el fracaso de los aquellos que están encaminados a resolver los problemas de la cavidad oral, hace que muchos médicos se planteen el origen de este trastorno y busquen otras soluciones. Es el caso de las preparaciones basadas en masticables o enjuagues bucales, con las que se han realizado estudios que ponen en cuestión su eficacia.

Por otro lado, desde hace unos años se están utilizando probióticos en otros campos de la salud oral porque ayuda al reequilibrio de la microbiota intestinal. Las distintas investigaciones desarrolladas para analizar los beneficios de los probióticos han permitido comprobar sus utilidades para la prevención y el tratamiento de la caries o en la profilaxis de la enfermedad periodontal. De hecho, un estudio publicado este año en Current Oral Health Reports concluye que los probióticos tienen potencial para tratar enfermedades multifactoriales, como las periodontales y la caries.

Los probióticos podrían por tanto servir de ayuda para prevenir la colonización de los microorganismos que causan el mal olor, por lo que en un futuro podrían servir como coadyuvantes en el tratamiento y/o la prevención de la halitosis.

Aún no hay comentarios

Deja un comentario

Your email address will not be published.